lunes, 16 de mayo de 2016

Expedición Orlando > 1, 2, 3... ¡Splash!


No sólo de parques temático vive Orlando, también lo hace de acuáticos. Por cuestión de tiempo "sólo" podremos disfrutar de los parques acuáticos de Walt Disney World... Digo lo de "sólo" porque sus dos parques acuáticos son dos joyitas en sí mismas. 

Como curiosidad, originalmente había un tercero, River Country que a día de hoy son restos que se encuentran en medio de la maleza. Abandonado a su suerte, como si de una especie de escenario de película de terror de adolescentes. Pero nos quedan dos parques que son cosa fina: Typhoon Lagoon y Blizzard Beach.



· Typhoon Lagoon abrió sus puertas en 1989, el mismo año que los Disney's Hollywood Studios (antes conocido como los Disney MGM Studios) y la temática no puede ser más original: ¿Qué pasaría si un tifón pasará por una isla paradisiaca? Pues eso es lo que nos muestra este parque presidido por el barco Miss Tilly que se encuentra en lo alto de una montaña y que funciona como un geyser cada media hora.

Para comenzar una gran piscina de olas donde se puede juguetear un buen rato, cascadas y puentes colgantes para llegar a otras atracciones: todo tipo de toboganes por donde lanzarse entre la naturaleza, bucear entre animales marinos y lanzarse en un mix entre tobogán y montaña rusa.







· Blizzard Beach, un parque acuático que ha sido invadido por un temporal de nieve. Esta es la temática del último parque acuático abierto en el resort en 1995. Con esta idea tan original nos encontramos con una serie de toboganes de todo tipo como si fuera una estación de esquí y estuviéramos en las olimpiadas de invierno.

Aunque si el parque tiene una estrella esta es Summit Planet: una atracción que te lanza a toda velocidad, y casi en línea recta, desde las alturas del parque (36,6 m.) y que dicen que es una de las más fuertes de un parque acuático... ¿Nos atreveremos a lanzarnos?

Toboganes, slaloms, piscinas y hasta un teleférico que te sube hasta las alturas para poder disfrutar de las atracciones.


¡Nos vamos a poner morenos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario