sábado, 10 de septiembre de 2016

Magic Kingdom: La verdadera magia Disney #ExpediciónOrlando


[Día 1 y Día 10]

Primer día. Jet lag y 16 horas de parque por delante. Cantando el I just can't wait to be king de El Rey León pasamos al parking del Magic Kingdom. Todo empezó en Disneyland California y éste parque, como el resto de magic kingdoms del mundo, se encarga de seguirle la estela al original. Es el "parque base" de todos los resorts Disney. El primero que se abre aunque después haya segundos, terceros y cuartos (California Adventure, Tokyo DisneySea, Disney Studios...).

La primera cosa positiva de Disney es su organización. Trabajadores en diversos puntos del parking que van haciendo aparcar los coches en orden, uno tras otro y así van llenando todos los espacios posibles sin dejar huecos y es mucho más sencillo organizarlo todo. Casi es como una coreografía acuática pero sin agua, y con algunos currantes que hasta se lo bailan mientras organizan.

Simba, todo esto que ves es tuyo. Sí, incluidos todos los coches. Serás chatarrero.

Un Tram se encarga de llevarte desde el parking hasta la entrada del parque. En este caso el Magic Kingdom es especial: te lleva hasta el Intercomunicador de transporte. Es el sitio donde se encuentran buena parte de las taquillas y el Will Call. Reconozco que el concepto de Will Call no lo conocí hasta comprar las entradas para Walt Disney World.

El Will Call es el lugar donde los que han sacado las entradas por internet van a recogerlas. Te comprueban el número de reserva y tu pasaporte para darte tu entrada en forma de tarjeta "vale para todo", mapas de los parques y cuando se enteran que es tu primera visita una chapa para que quede claro que eres virgen en WDW.

Todos a bordo. Venga, no sean tímidos. Pasen, pasen.

Después tienes que elegir entre el monorail y el ferry para llegar al Magic Kingdom. En nuestro caso el ferry porque en las dos ocasiones que estuvimos por la mañana no funcionaba para ir, aunque si para regresar. El ferry es un poco "vamos a escapar de este lugar, dejar al Duque, al Moulin Rouge e irme al lugar de fantasía e ilusión" y allí todos con el viento en la cara y viendo el castillo, la Space Mountain y demás. Tras unos minutos nos plantamos allí y es el momento de... el control policial´

La situación mundial actual ha provocado que cada parque tenga su propio control de seguridad donde se registran todas las mochilas. Igualmente por el parque se ve a la Disney Security pulular supongo que para dar una mayor sensación de seguridad a los visitantes.

¡Hemos llegado... WAIT! Falta el control policial. Elijamos policía guapo

Y entonces ya pasas tu tarjeta, pones tu huella digital y el Mickey del aparato se pone en verde (Para entenderlo, ver este vídeo). Primera misión nada más entrar en el parque ¡Conseguir un mapa! No... ¡Conseguir una Magic Band to' chula, papi xulo!. Para saber que es una Magic Band os lo resumo que es que en vez de pasar tu tarjeta de entrada a los parques por las máquinas, pasas una pulsera (Como en el vídeo que habéis visto en este párrafo). Es opcional pero os puedo asegurar que es mucho más cómodo con la pulsera y se convierte en un souvenir más. Finalmente opté por una de Stitch, evidentemente. En la expedición hubo desde las pulseras bases a las de Frozen y Star Wars. De todo un poco.

Nunca imaginarías la aventura que te espera al entrar en Splash Mountain

*Splash Mountain fue nuestro desvirgamiento, gracias a haber cogido un mes antes el Fastpass +. La denominé como la atracción que es una metáfora de lo complicado que es la independencia en esta sociedad y todos los obstáculos que se tienen. La atracción es visual tanto desde fuera (esa caída final es mítica) como todo el recorrido interior que es un compendio de Audioanimatronics, una canción absurdamente pegadiza y alguna que otra sorpresa antes de un final feliz donde la independencia del conejo protagonista es conseguida.

También empezamos a darnos cuenta de los simbolismos sexuales que se encuentran por el parque por parte de nuestras mentes sucias… o porque juegan a los dobles sentidos. Comenzar el día refrescados está bastante bien.

*It’s a Small World ¿Por qué tuvieron que hacer esta atracción? ¿Qué he hemos hecho para merecer esto? ¿Por qué montamos? Lo bueno de montar fue ver al operador guapérrimo al que le hizo el gesto del corazón porque el resto es igual de coñazo que la versión de París. Para familias con sobredosis de dulzura y con un punto creepy en algunos instantes. Con el Fantasía del Parque de Atracciones de Madrid tenéis más que suficiente y es todavía más creepy y un poco plagio del rollo feria de pueblo.

Sí, estaban remodelando la fachada de The Haunted Mansion. Los fantasmas son coquetos y cuidadosos.

*The Haunted Mansion es uno de los clásicos de los parques Disney y en Orlando tiene un gran exponente de la atracción. Una pena que estuvieran remodelando la fachada y hacer fotos chulas era bastante más complicado. La atracción está organizada como las del resto del mundo, pero la zona del Doom Buggy, en comparación con la parisina (que es mi único referente de Disney visitado), es bastante más espectacular y las zonas comunes a ambos parques son más grandiosas.

Se nota que ha habido diversas actualizaciones a lo largo de los últimos años en efectos como el de la parte final donde no sabes como van a jugar contigo los fantasmas. Un clásico imprescindible. Aunque a nivel exterior está encajada como en una esquina y no es tan visual como su homólogo europeo (Phantom Manor) ni tiene un cementerio como tal.

*Tomorrowland Speedway, Unos coches de gasolina, unas vías y el placer de hacer que conduces sin conducir. Ideal para padres e hijos y gente como yo que pone cara de conductor sin siquiera saber conducir. Aunque está prohibido chocarse para algunos es su gran aliciente. Entretenido cuando ya has montado en las principales atracciones del Magic Kingdom.

Recuerdo mi cara en plan "Ehh que estoy conduciendo, ya soy mayor, sólo tengo 35 años nada más aunque no los aparente". Y después estaban los amigos que frenaban sus coches para esperarte y que no fueras solo. Más bonicos.

¡Piratas! ¡Piratas! ¡PIRATAS! ¡JACK SPARROW! Llegando a Pirates of the Caribbean

*Pirates of the Caribbean, otra atracción clásica ¡Marchando! El clásico se ha retroalimentado de la película basada en la atracción y desde hace unos años cuenta con algunos de los personajes más emblemáticos de la saga incluyendo a Jack Sparrow al que podemos ver tres veces en el recorrido. Un edifico más enorme y una buena sensación que ya se disfruta desde la propia cola por lo que parece ser una mazmorra de un Castillo hasta llegar a la estación de embarque y todo el recorrido.

Por cierto, la persona que se ve en el embarque en la parte de arriba ¿es un trabajador o es un Audioanimatronic? Yo creo que es una mezcla de ambas.

*PeopleMover, literalmente es lo que dice el nombre de la atracción: Transportador de personas. La realidad es que es un recorrido por las alturas de Tomorrowland sin tener ninguna otra parada que la única en la que subes y bajas justo debajo del Astro Orbiter. Recorre toda la zona contando que es lo que se ve, va a toda velocidad y es entretenido para descansar de tanto pateo por el parque.

Y no, no para en Space Mountain por mucho que alguno se empeñe en ello.

Mickey's Philamarmagic. Esta es la tienda. Donald es el prota de la atracción.
*Mickey’s Philarmagic, es una atracción que no se promociona ni parece de las más populares pero es una de las atracciones, y de películas en 4D, más divertidas que he visto. Paseando por diversos clásicos de Disney nos encontramos a Donald que ha cogido la varita de Mickey y se recorre las pelis cantando y tratando de recuperarla. Imprescindible.

¿Por qué no promocionan esta atracción? Tiene algunos momentos muy memorables.

*Carrusel del Progreso, vamos a por esas atracciones que no han salido de Walt Disney World y que tienen la marca Walt Disney. El Carrusel del Progreso viaja entre lo retro, friki, machista y tiene canción pegadiza, mientras se nos habla del progreso que se ha ido realizando en el día a día de los hogares de los americanos de a pie.

Dicho sea de paso hay que entender en la época que se crea la atracción y funciona con un sistema de movimiento donde lo que gira es la estructura y no lo que se encuentra en el centro de la atracción. Unas risas.

No te podrás creer las risas que nos echamos en el interior de este lugar

*Space Mountain, hay voces (malvadas) que me dijeron “No subáis que duele mucho y es horrible”. La realidad es que no duele y que todas las veces que subimos, que fueron más de dos y de tres, fue muy muy muy divertido. Es una atracción clásica, que sus versiones más actuales fueron Space Mountain – De la terre a la lune (Disneyland Paris) y Tron (Shanghai Disneyland), y que no necesita cambiar: Paseo a oscuras a toda velocidad por raíles sin saber por dónde vas a ir. Giros, acelerones, gritos, risas, carcajadas…

Creo que fue uno de los lugares donde más nos pudimos reír. Nos pegamos sustos tontos, perdimos una chapa, nos reímos a carcajada limpia en plena oscuridad. El descojone absoluto y acabamos cogiendo las fotos on ride de otras personas ¡Robaremos sus almas!

*Jungle Cruise, sí amigos, el Parque de Atracciones de Madrid de los años setenta se encargó de hacer su particular versión low cost de esta atracción. Si en ella íbamos con balsa en ésta se va con un barco cubierto que va pasando por diversos lugares con un conductor que le pone muchas ganas (quizás un pelín excesivo y sobreactuado todo) en un recorrido relajante que ha sido renovado recientemente.

El espacio de esta atracción vendría muy bien para hacer su propia versión actualizada de la atracción de Indiana Jones que existe en Disneyland y en Tokyo DisneySea.

La teletrasportación es nuestra especialidad. Bueno, especialidad, especialidad...

*Stitch’s Great Escape, un minuto de silencio por Alien Encounter (una de las atracciones de Disney más terroríficas que cerró sus puertas en este lugar hace años). Utilizando las mismas instalaciones y sistemas. Pasamos de un alien terrorífico a un Stitch graciosillo que no duda en escupir a los visitantes de la nave, trolear al armamento y acabar escapando provocando el pánico de los allí presentes.

Uno de los miembros de nuestra expedición confesó que había pasado miedo. Sin duda alguna es una atracción donde los Audioanimatronics son los auténticos protagonistas.

*Buzz Lightyear’s Laser Blast, con la apertura de Toy Story Mania esta atracción ha pasado a tener una menor importancia en Walt Disney World, aún así sigue siendo muy divertido ir con los lasers disparando a todo lo posible para ganar puntos y sentirse el amigo friki gamer competitivo que debe existir en todos ellos.

Una cola donde un Buzz que se encarga de darnos instrucciones y todo un recorrido donde girar el vehículo, ponerse en tensión y descubrir que resortes se mueven cuando das en el clavo... o en la diana, como queráis llamarlo.

Sonny Eclipse se pasa el día cantando en Cosmic Ray
Todo día en un parque necesita alguna parada técnica para comer: Nuestro primer día lo hicimos en el Cosmic Ray's Starlight Café donde vamos a encontrar lo típico, tópico de comida de parque temático: hamburguesas, perritos, pizzas y algunas clases de cárnicos.

Lo más original era el comedor principal del lugar donde, además de la agilidad para conseguir mesa en cuanto se quedara una libre (igual de competitivo que la búsqueda de alquiler de piso), era Sonny Eclipse un Audioanimatronic que se encarga de amenizar el día cantando diversas canciones. Una frikada genial.

*Seven Dwarf Mine Train Roller Coaster, Familiar, familiar no es del todo, te pega sus tirones, giros y demás. Las zonas de esperas, aunque teníamos el Fastpass+, pintaban muy bien y la estación estaba muy decorada. Las colas sin pase rápido pueden ser insufribles así que si podéis ¡Cogerlos!. Aunque no lo parece, la atracción tiene foto on ride que, mágicamente, con la Magic Band os aparecerá en vuestra aplicación de Disney por arte de magia... Disney es Disney.

"Yo diría que no vamos a poder montar. No me preguntes por qué"

Big Thunder Mountain, lo más que pudimos ver fue a trabajadores sexys cambiándose en la cueva porque la atracción estaba cerrada por reformas. ¿Estarán poniendo las novedades que ya hay en la versión de Disneyland y que también se encuentran en proceso en Disneyland Paris para el 25 aniversario?

Tom Sawyer Island, coges una balsa para viajar a la isla en la que no sabes que te puede ocurrir: Descubrir túneles con final sorpresa, un laberinto entre estalactitas, el momento en el que nos empezamos a dar sustos unos a los otros en la oscuridad... y sospechamos que nos hemos perdido y no encontramos la salida, un fuerte con vistas, y unas ardillas que se acercan a los visitantes con bastante poco miedo para que les den comida. Algo que no se debe de hacer pero que todo el mundo hace. Si fueran cocodrilos ¡Otro gallo cantaría!

¿Eso no es parte de la magia de Disney? ¡Animalitos que se te acercan la mar de felices!

Popstars: Todo por ser presidente de los USA

*Hall of the Presidents. Sólo diré que acabamos hablando que si fuera un Glory Hole of Presidents todo el mundo elegiría a Obama. Un aburrimiento soberano para lucimiento de los presidentes de Estados Unidos, contar algo de historia y hacerse un autobukkake en la cara del plan “Como molamos” ¿Os lo imagináis con presidentes españoles? Podría ser las risas.

Este espacio se encuentra mal aprovechado. Deberían hacer en este espacio la nunca realizada atracción ideada por Walt Disney y ahora convertida en cómic por la colaboración de Disney y Marvel: Seekers of the Weird que estaba pensado para construirse junto a The Haunted Mansion.

*The Many Adventures of Winnie the Pooh, curiosamente es una atracción que está bastante mejor hecha de lo que esperaba. No llega al punto del Pooh's Hunny Hunt (Tokyo Disneyland) pero es mucho más de la atracción clásica de Disney. La cola de la atracción es interactiva para los más pequeños visitantes... o los mayores que son peor que los niños pequeños y no quiero mirar a nadie.

También fue el momento en el que determiné que no quería tener hijos, por si no lo tenía claro ya.

"Oye, alguien me puede sacar de aquí. Me he quedado atascada. No hay agua, ¿Hola? ¿Me hacéis caso?"

The Voyage of Little Mermaid, con una fachada preciosa y perteneciendo a la parte del hasta hace poco conocido como New Fantasyland nos encontramos con la aventura en la que conocemos la historia de La Sirenita (modo Disney claro, que el cuento original es muy chungo) y que tras la aparición de una impresionante Úrsula se desinfla cual globo. Aún así, es imprescindible su visita para alucinar con los decorados, las coreos de Under the Sea y Úrsula.

Una idea que originariamente iba para Disneyland Paris que, con sus problemillas económicos, acabó en esta versión para los parques Disney americanos. Si queréis ver como iba a ser la original, flipad.

Peter Pan & co en una de las carrozas del Disney's Festival of Fantasy

Tras las atracciones llega el momento de comentar ¡Los desfiles y espectáculos! A las tres de la tarde se celebra, todos los días, el Disney's Festival of Fantasy. Nuestro primer día de Magic Kingdom lo retrasaron por amenaza de lluvia (que después cumpliría) y al segundo pudimos verlo con sol y calor. Mientras una de las trabajadores que se encargaba de regular el "tráfico" en la zona se hacía el speech inicial entero y se bailaba la canción, o viendo como dos personas de azul estaban entregadas... hasta que descubrimos que eran los encargados de hacer la traducción para sordomudos (sic).

La cabalgata es una clásica de Disney. Difieren entre parques pero tienen todos la misma estructura: Una canción pegadiza que se va adaptando a cada carroza y las películas que aparecen, y las carrozas se encuentran muy trabajadas. Desde el barco del Capitán Garfio con los Niños Perdidos abriendo paso, hasta el dragón que echa fuego de La Bella Durmiente y cerrando con Mickey y Minnie que se encargan de decir "This is the best celebration, ever". Reconozco que al terminar me dieron ganas de seguir a la carroza y seguir bailando el número final.

Yo es que no podía dejar de bailar... El Move it, Shake it, Dance it Parade

En tres ocasiones al día llega el ritmo, la animación y el buen rollo con Move it, Shake it, Dance it Parade donde los visitantes se unen a las carrozas, a un speaker y cantan, bailan y hacen coreos. Muy divertido y entretenido. Party up, que es la canción con la que empieza, es muy hitazo absoluto. Se puede comprar en iTunes y todo.

Animación, diversión y colorido es lo que ofrece. Mucho ritmo que anima a los visitantes que suben y bajan por Main Street y se van repartiendo desde la plaza central del parque por las diferentes zonas del Magic Kingdom.

Main Street Electrical Parade: ¡Más de 40 años desde la primera vez!

Cuando cae la noche hay dos espectáculos para disfrutar: el clasicazo, por decir antiguo, de Main Street Electrical Parade que siendo el parque que es debería de tener la Paint the Night de forma urgente, una versión actualizada de ésta con pantallas, canción pegadiza... Igualmente las luces de Main Street se apagan y se deja así que las luces de las carrozas cobran vida con su típica canción.

La Main Street Electrical Parade lleva décadas pululando por los parques Disney de todo el mundo, comenzando en Disneyland California en 1972. Como plus incluye una última carroza que está dedicada a los propios americanos. Como les gusta, ¡Como les gusta! ¡COMO LES GUSTA!

Wishes: emoción pura y dura para finalizar (o casi) un día en el parque

Y a las diez de la noche el parque se oscurece un poco más para dejar paso al brillante Castillo de la Cenicenta y a los fuegos artificiales de Wishes. Un espectáculo sobre los deseos que llena el cielo del Magic Kingdom de luz e impresiona a los padres y a los niños.

La verdad es que Disney gana por goleada en estas situaciones tanto por la espectacularidad como su organización para que haya espacios donde quedarse a ver y otros de tránsito. Os aviso vais a llorar o a estar a punto de hacerlo porque es muy emocionante.

Un día fuimos héroes y otro villanos. Así somos.

Para regresar al parking debemos de coger el monorail que te lleva en menos que canta un gallo, o que Campanilla lanza sus polvos mágicos, hasta el intercomunicador de transporte. Desde este lugar se puede coger el monorail, el ferry, autobuses o los Tram para volver al parking. El parking se encuentra dividido en dos partes: Héroes y Villanos. Y nosotros fuimos un día héroes y otro de villanos.

-o-

Dos días en Magic Kingdom nos dejan claro que:
1) Se come a nivel atracciones, con alguna excepción, a su versión europea por mucho que ésta sea posterior pero creo que a nivel de mantenimiento no está a la misma altura.
2) Disneyland Paris es, a nivel estético, organizativo por zonas y separación mucho más bonito. Más cuidado. La hamalgama que hay en Magic Kingdom a veces te complica saber en que zona estás y casi que como has entrado en ella. De nuevo como por arte de magia.
3) La simpatía de sus CMs es grande. Tanto que hay momentos que tu te dedicas a saludar a la gente como si fueras uno más. Basado en hechos reales.
4) ¿Cuándo harán los coches de Speedway híbridos? Los actuales deben de contaminar tanto. En Autopia en Disneyland Paris llevan ya varios años de adaptación.
5) Menos mal que no hicieron versión europea del Jungle Cruise... Entretenido pero prescindible.
6) ¡Viva los desfiles Disney! ¡Vivan las canciones pegadizas!
7) El paseo de entrada de Tomorrowland va a ser uno de los que más vas a ver y a pasear
8) Perseguir fotógrafos puede llegar a ser divertido
9) El "trenet" que recorre el parque está entretenido para cuando no hay fila de espera y pasar el ratillo.
10) ¡Arriba la Space Mountain!

-o-

Logo del 45 aniversario del Magic Kingdom. Ains... ¡Qué cuqui!


Eso sí, la magia del Magic Kingdom no la encontrarás en ninguno de los otros tres parques temáticos. Como remate, este otoño comienzan las celebraciones del 45 aniversario, que se dice pronto. Aún así, no es mi favorito de todos. Pero eso, queridos amigos, es una historia que vendrá en próximos capítulos... Queda tanto por ver.

Adiós Magic Kingdom, ha sido un placer

Próximo capítulo: Disney's Hollywood Studios, el cajón desastre del cine.


Anteriores capítulos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada