sábado, 29 de octubre de 2016

EPCOT, el futuro no es de nadie + (Retro) Disney Quest, vintage para gamers #ExpediciónOrlando


Llegamos al final de esta aventura. Vamos a por los dos últimos parques que visitamos en Orlando. Ambos tienen algo en común y es una necesidad URGENTE de reformas y actualizaciones para hacerlo mucho más ameno. Uno de ellos tiene todas las opciones que, antes o después, tendrá un lavado de cara importante y el otro parece tener los días contados para su cierre después de más de veinte años en activo. 

El primero es EPCOT, el segundo parque temático en abrir sus puertas en Walt Disney World en 1982, y el segundo es el Disney Quest, el centro de ocio interactivo cubierto que se encuentra en Disney Springs (Antes conocido como Downtown Disney) desde 1998.




Estas son las verjas típicas de los parques que ponen cuando hay obras. Con frases sobre todo de Walt Disney

EPCOT, el futuro no es de nadie [Día 5 y 8]

Comenzando con EPCOT nos encontramos ante un parque que está en forma de ocho. La primera parte del ocho corresponde a lo que se conoce como Future World y se asemeja a la idea que tenía Walt Disney de como quería que fuera ese futuro incluyendo prototipos, proyectos y demás para hacer un mundo mejor. Aunque que Walt quiera hacer un mundo mejor habiendo construido ese horror que es It's a Small World es un poco incoherente.



Esta zona está presidida por esa especie de bola de golf gigante futurista que alberga en su anterior una de las atracciones clásicas de la zona, Spaceship Earth. Una vez entramos en su interior nos sentamos en uno de los vehículos que van todos seguidos y nos explican como ha sido la evolución de las telecomunicaciones. Es de las pocas atracciones que se puede elegir escuchar en varios idiomas, incluido el español lo cual es de agradecer. Interesante y lleno de curiosidades acabando por un viaje por el espacio mientras regresamos a la Tierra del viaje en el tiempo haciendo una encuesta sobre como es nuestra vida. Sospecho que deben hacer algún estudio de mercado con todas nuestras opiniones. De fijo.

Amor. Parte 1

Una vez salimos a la luz del lugar tenemos que ubicarnos para saber donde está cada cosa. No sabéis lo que me costó entender como estaba organizado el parque, más allá de lo evidente, esta zona tiene algo de complejo. Por suerte hay carteles por todos lados y es fácil siguiéndolos orientarse. La mezcla que tiene es bastante grande y nos encontramos con toda una zona llena de encuentros con personajes. Lo más sorprendente es poder hacerte una foto con Baymax de Big Hero 6 ¡Es tan moni! ¡Dan tantas ganas de abrazarle!. También hubo un momento en el cual me encontré con Goofy con mi gorra de Goofy puesta que le encantó, y a mí me encantó que le gustara. Y fue todo muy bonito y hay una prueba gráfica.


Amor. Parte 2

Si vamos avanzando y giramos a la derecha llegamos a una zona que ha sido renovada directamente para incluir mayor número de elementos de Disney, porque si algo EPCOT ha hecho ha sido incluir más elementos de la factoría por todos lados. La saga de Buscando a Nemo tiene a sus protagonistas en The Seas with Nemo and Friends. Subidos en unos vehículos que funcionan al mismo estilo de los Doom Boogies de la Haunted Mansion y de la atracción de La Sirenita nos mete en un recorrido en busca de Nemo que mezcla peces reales con animaciones e incluye una canción musical que realmente es pegadiza. Al desembarcar llegamos al centro de un acuario donde podemos subir y bajar para ver toda clase de peces.

En un lateral se encuentra una atracción que ya es un clásico: Talk with Turtle and friends. Yo ya había probado la versión de París, Stitch Live, pero en ésta el CM encargado de presentarlo nos dijo que si, por algún motivo, necesitábamos salir que la puerta de la parte de atrás se encontraba abierta y se podía empujar para salir. A los cinco minutos de empezar entendí el porque: El aburrimiento. Pero no sólo me aburría yo, también buena parte de los niños allí presentes que acabaron muchos de ellos "huyendo" del lugar como si el aburrimiento fuera a matarles. Para más inri, este espectáculo había sido renovado con personajes de Buscando a Dory, pero no aportaban nada y estos no eran interactivos con el público. Aguanté hasta el final y después salí de allí corriendo desesperado.

Otra foto del bolón de la entrada de EPCOT. Por si no la conocéis.
(Se puede ver como me encantaron todas estas zonas que es que no hay ni una sola foto de las zonas. Con lo que soy yo)

Un poco más adelante en el mismo ala nos encontramos con un pabellón temático llamado The Land. Al más puro estilo de la Expo universal en su interior nos encontramos con vídeos didácticos para enseñar a los peques de la casa ser amable con la naturaleza por medio de Timón y Pumba en The Circle of Life. Ambos también son protagonistas en todos los mapas de los mapas de los parques con normas de seguridad y ecológicas. Si bajas un poco más te encuentras con la joya de este pabellón y, para muchos, la joya del parque:

Bienvenidos a Soarin', antes conocido como Soarin' over California. La atracción acaba de ser renovada y ahora se pasa de sobrevolar California a hacerlo por buena parte del Planeta Tierra. Organizado como si aquello fuera una especie de aeropuerto y con CMs vestidos de azafatos y azafatas nos llevan hasta la zona de carga donde subimos en una especie de simulador con una pantalla Omnimax que hace que parezca que uno esté volando por encima de algunos lugares representativos. A muchos les parece una atracción maravillosa, a mí me resulta entretenida pero me parece que, como el resto de The Land, es una atracción de Expo, de promoción de zonas del mundo, bonito pero que no me atrae como idea de atracción de parque temático donde sobre todo busco potenciar el lado imaginativo. Muy bonito el paseo.

Figment es un recordatorio para que los niños no tomen drogas

En búsqueda de emociones más fuerte llegamos a una de las cosas más frikis que hay en todo Walt Disney World: Journey into Imagination. Este lugar albergaba en tiempos añejos la atracción Honey I Shrunk the Audience (afortunadamente han cerrado todas las versiones que había en los parques Disney porque era bastante coñazo) pero ahora es una aventura que nos lleva por el mundo de los sentidos de la mano del dragón Figment. Un dragón morado que parece que se ha metido de todo buena parte de su vida y no le ha dejado buenas secuelas. Una atracción que nos lleva por escenarios con una canción horrible y un sin sentido absoluto. Lo mejor es la tienda a la salida donde se encuentran los libros de Marvel basados en atracciones de Disney nunca construidas. Muy duro y más ver a una mujer justo al lado emocionada cantandosé toda la canción.

Bienvenidos a Jurassic Park por enésima vez...
Ahora decidimos cambiar al ala este que, afortunadamente, gana bastante más que el lado oeste de esta zona del parque. Comenzamos con Universe of the Energy, una aventura ochentera protagonizada por Ellen DeGeneres donde en una plataforma enorme vamos a viajar por el pasado y desde allí ir camino de los dinosaurios, los hombres de las cavernas e ir avanzando en el tiempo y la energía. Una frikada muy grande pero sorprendente sobre todo cuando uno llega sin saber nada de nada y se encuentra con ese momento que salen los dinosaurios de detrás de una pared y como aquello se va moviendo.

Si es que podría haber protagonizado el remake de Armaggedon. Lo veo

Saliendo llegamos a los dos grandes highlights de este parque que se encuentra juntitos para que no tenga que irse uno lejos. Comenzamos con una de las atracciones más intensas y rayantes que he probado nunca: Mission: Space. Esta atracción tiene su leyenda negra ya que han muerto un par de personas tras montar por tener unos problemas de salud no detectados. Así que por ese motivo decidieron hacer dos modos: el verde, mucho más relajado y el naranja, mucho más intenso. Sí, como suponéis fuimos a la naranja. Como unos machotes y allí estábamos preparándonos para ser astronautas en pruebas.

Subidos en las naves, pequeñas y donde todo está cerca. Con un arnés. Llega el lanzamiento y no puedes tener una sensacìón horrible maravillosa-horrible de la fuerza G que notaremos en varios momentos del viaje. En realidad es un centrífugado que se realiza... Impresionante.

Test Track para aquellos que no nos gusta conducir pero si ir en un coche a toda leche (por un circuito seguro)

Si andamos un poco más llegamos a mi favorita de este parque. Se llama Test Track y en ella nos convertimos en unos particulares Dummies que van a probar todas las ventajas tecnológicas de unos coches antes de lanzarnos en ellos. Lo que parece que es algo, en apariencia, inocente una vez subido en ellos es bastante fuerte la velocidad que alcanza, los giros, los tirones, los efectos futuristas... y el momento de carrera final por el exterior del edificio.

Como veis EPCOT combina la parte festiva con la parte de enseñanza, hasta en sus atracciones principales como Mission: Space (Como es un entrenamiento espacial) o Test Track (La creación de un coche y las pruebas que se le hacen antes de ser lanzado)



Una vez acabada la zona del Future World nos toca el World Showcase, como su nombre indica es realmente el concepto de Expo universal aunque de forma permanente. Reconozco que es la parte de Disney que menos me atrajo porque para mí la idea de Disney es un lugar donde jugar con la imaginación con lo irreal y, como en todo EPCOT, hay casi más una sensación de querer enseñar y de no jugar con la imaginación.

De los pabellones voy a destacar que fuimos lanzados a comer a Japón donde el arroz con curry como si fuera la mayor delicatesem del mundo en uno de los restaurantes del lugar, Katsura Grill. Situado junto a un bonito lago y casi como lejos del bullicio de las calles. Un lugar para descansar y comer comida, digamos, "normal". Avisar a nuestras familias que estamos bien y que nos estamos alimentando correctamente.



De las atracciones de los países me quedo con la que se encuentra en el interior de México. Este pabellón recrea la forma de una pirámide mesoamericana. En su interior se encuentra la Plaza de los Amigos donde se entremezclan pequeños puestos en plan mercadillo y restaurantes. Por mucho que sea México escuchaba casi más hablar inglés que en otros pabellones.

Al lío. La atracción de este lugar se llama Gran Fiesta Tour Starring The Three Caballeros donde vamos en un canal recorriendo escenas junto a Los Tres Caballeros, interaccionando entre pantallas y con un número final donde se encuentran los tres en formato AudioAnimatronic cantando la canción. Que es poco pegadiza y ha sido usada en la mayor parte de desfiles del mundo around the World.


Ahora, que si lo que queremos es surrealismo a tope de power sólo es necesario que nos deslicemos en el pabellón de Estados Unidos. Sí amigos, porque igual que es un sin sentido crear una recreación de París en París (Hola Ratatouille en Disneyland Paris) lo mismo es crear un pabellón de Estados Unidos en EEUU pero aún más cuando su atracción principal, llamada The American Adventure, provoca sueño, mofa y risas que algunos de esta expedición pensaban que acabarían deportados fuera del país por el descojone que tenían.

No es para menos: Un pabellón gigantesco, un escenario enorme, AudioAnimatronics que suben y bajan de estructuras, una forma de contar la historia "a su modo" que es acojonante y un número musical final que tira pa' atrás, imposible contarlo de otra manera. Yo me dormí, unos amigos se pasaron la atracción riéndose. Como veis hay gente para todo.

In the first time in foreveeeeeeeer nosotros estamos en Disney World

El pabellón "más Disney" desde este año es el de Noruega que se ha dejado llevar por el inagotable fervor de Frozen con una zona de fotografías con sus dos princesas y una atracción, Frozen Ever After que se ha convertido en la que tiene las colas más enormes y para la que casi es imposible sacar un Fastpass + (y eso que nosotros lo estuvimos intentando durante todo el mes anterior al viaje pero no hubo manera). Así que nos tocó hacer cola.

Las familias actuales son muy varopintas. Aquí tenéis un ejemplo

Afortunadamente la cola es interior y recrea la aldea, Arendelle, donde viven las protas de Frozen. En Disney son muy fan de reaprovechar cosas por lo que han cogido el terreno de la atracción anterior Maelstrom y han conservado sus vehículos y parte del recorrido. En la cola incluso podemos encontrarnos con una sauna donde veremos a Oaken apareciendo por la ventanita cantando, hablando, haciendo dibujitos... Utiliza la última tecnología de AudioAnimatronics, similiar a los enanitos de Swen Darf  Mine Roller Coaster del Magic Kingdom, y es casi como un número musical perfectamente sincronizado. El momento Let it go es tan emocionante, tan chulo, tan bonito, tan todo.

Oaken es tan abrazable y majo. 
Seguimos por el último de los pabellones que visité. Fue el de Canadá donde se nos ofrece disfrutar de una película en formato Circle Vision 360º llamada O Canada! que no aporta nada a nuestras vidas pero al menos puedes descansar en su interior los 15 minutos que dura apoyado en una barra después de un duro día de parques.

Innoventions, el espectáculo desde tiempos inmemoriables en EPCOT

El final del día es con Innoventions. Si no fuera porque en el resto de parques hay fuegos artificiales muy chulos, como el de Wishes del Magic Kingdom y Star Wars: A Galactic Spectacular Celebration de los Disney's Hollywood Studios, éste sería interesante. Es un juego de fuegos artificiales con la iluminación de los pabellones del World Showcase. Es un buen momento para mirar al cielo, descansar y relajarse.

-o-

Disney Quest, retro gamers [Día 11]


No puedo acabar el recorrido de Walt Disney World sin hablar del Disney Quest. Hablar del Disney Quest implica hablar del Disney Springs. Éste es el centro de ocio de Walt Disney World (Hasta hace poco conocido como Disney Downtown) y el lugar perfecto donde acabamos buena parte de los días estando en los parques cenando, haciendo compras o como punto de encuentro cuando estábamos repartidos en diferentes parques o lugares para volver a juntarnos. Tiene la tienda Disney más grande del mundo, aunque le falta material, una de Lego también interesante y es una mezcla entre el Plaza Norte 2 y el Rozas Village de Madrid pero con un Circo del Sol permanente.


El Disney Quest es un parque temático interior interactivo que abrió sus puertas en 1998... y, por lo que parece, decidió que era un buen año para quedarse y no evolucionar. Si nos queremos poner finos sería un lugar retro sobre todo por el tema de las atracciones que tiene en su interior. Todo ello me recuerda a aquel lugar llamado Segaworld que se encontraba en el centro de Londres, en el Piccadilly Circus, donde en varios niveles se descubrían maquinas recreativas y atracciones creadas para el lugar.

Nada más llegar te suben en ascensor hasta el 3er piso que es como el hall de entrada donde puedes ver las atracciones abiertas, los tiempos de espera y conectar con el resto de pisos.

Mi gozo en un mozo. No he podido ver ni a un alien en todo el viaje en Orlando

Hay una maldición que me persigue y es que no voy a poder probar nada que esté relacionado con esa atracción que fue Alien Encounter, que actualmente es Stitch's Great Escape en el Magic Kingdom, porque en Disney Quest también tenían una versión videojuego, The Extraterrorestrial Alien Encounter: Invasion!, pero estaba cerrada... Mi sospecha es que no tienen personal suficiente o que por mantenimiento la han dejado abandonada. Sea lo que fuera no pudimos probarla.

Si que pudimos hacerlo la de Buzz Lightyear's Astro Blaster donde nos metemos en una especie de coches donde debemos lanzar bolas a otros coches y donde nos quedamos atascados en una pared porque no encontramos la marcha atrás. No nos enteramos bien de las instrucciones y esa palanca que servía para la marcha atrás la vimos cinco minutos después cuando casi el tiempo había terminado. Total, un fail muy grande.

El pasado, con Aladdín y la entrada a la cueva, y el presente con Rompe Ralph! de la que preparan secuela
El edificio, hay que reconocerlo, es una chulada con mucha decoración y pequeños detalles que lo hacen muy atractivo visualmente. En cada rincón te encuentras con máquinas recreativas de todo tipo, condición y que son gratis. La entrada a Disney Quest de forma individual es cara, en el caso de nuestros pases entrar en Disney Quest contaba como gastar un día entero. Es decir, en los parques "normales" tu puedes ir saltando de parque en parque y cuenta todo como un solo día pero supongo que para evitar masificación en este lugar cuenta como un día entero. Técnicas de Disney.

¡A mover todos el culito con los Mighty Ducks!

Mighty Ducks Pinball Slam es una forma de hacer ejercicio y estresarte en unos minutos. Uno se sitúa en una plataforma donde moviendo el cuerpo con una especie de volante tiene que jugar a encestar el mayor número de puntos como si esto fuera un partido de hockey. Aseguro que mover esa estructura es complicado y aún más acertar en la portería... pero es muy divertido y competitivo. Para picarte con los amigos hasta acabar peleados, por ejemplo.


(Elija cualquier palabra en este espacio) Space Mountain

El CyberSpace Mountain es un clásico de este tipo de lugares. Puedes crear tu propia montaña rusa para después montar en ella. No sé si es mejor el hecho de crear la montaña rusa o ver a tus amigos como dan vueltas en el interior de la atracción con su diseño. Los caretos son finos, finos, deberían de entregarte la grabación para que lo veas y para sentir vergüenza propia.

Joder, UN PINOCHO GIGANTE ¡ESTO ES UNA PESADILLA!

Pinocho está presente, no sabemos para que pero sólo diré que esta parte de Disney Quest da un poquito de miedo. No la zona sino el Pinocho gigante en sí. Miedo. Mucho. Tenía que decirlo. Bueno, en realidad si que tiene motivo que esté allí, justo enfrente estaba la Animation Academy donde te enseñan a dibujar personajes Disney... cuando está un animador porque en el día de hoy estaba cerrada como la de Alien Encounter.

Aladdín & yo creamos un hit aunque nunca lo escucharéis

Pero justo al lado de lo de la animación encontré lo que es otra de las ilusiones de mi vida. Ser creador de himnos pop y eso se puede conseguir en Radio Disney SongMaker donde se nos da la posibilidad de crear nuestro propio hit a partir de una serie de plantillas que nos ofrece el ordenador. Ambientado en un estudio de grabación, había varias cabinas, podemos seleccionar el estilo musical que queremos, el nombre de la canción e ir creándola a nuestro gusto hasta poder hacer un CD con ella para dar a conocer al mundo nuestro buen criterio musical... 

La pena es que lo del sistema de hacer el CD no parecía funcionar pero os dejo la letra que Aladdín y yo hicimos en un mano a mano allí. Nuestra carrera está por despegar, amigos.


Aladdín, un regreso a los 90, pero de verdad.

Había varias atracciones más que dejan demostrado que este lugar se ha quedado en los 90 y no ha evolucionado: Aladdin's Magic Carpet es el ejemplo de como fueron los inicios de la realidad virtual que actualmente llega a unos grados de realismo brutales. Es más un recuerdo de esos inicios que otra cosa porque el funcionamiento no llega a ser muy bueno pero nos recuerda que todos tuvimos un pasado, hasta las tecnologías.

En el piso inferior se encuentra Virtual Jungle Cruise que nos hace subirnos en una "balsa" con unos "remos" y tenemos que ir a toda leche "remando" para evitar morir en un río lleno de lava en el que viajado al pasado porque hay un explorador, que no sé que le hemos hecho para que nos putee así.

También está una atracción basada en Piratas del Caribe, Pirates of the Caribbean: Battle for Buccanner Gold, que juega con un 3D primario y meterte en un barco con varios cañones (el barco es real, es como la mitad de un barco con los cañones) y entonces disparar, disparar y disparar para poder conseguir monedas de oro como si fuera el Super Mario Bros.

El descanso del Corazón del Guerrero

Siendo el mayor del grupo, y yendo con Aladdín y Simba que eran los dos más jóvenes del grupo, acabé agotado siendo ya el último día antes de regresar a España así que me quedé sentado en lo que bien podría ser la zona de padres que dejan a los niños que den vueltas por todo el edificio y cuando se cansen que regresen.

No, en Disney Quest no hay nada de Star Wars pero la publi está muy bien realizada

Podríamos decir que a Disney Quest le hacen falta unas mejoras pero sobre todo una actualización de atracciones que sean de esta nueva generación. Dejar alguna atracción retro, pues vale, pero creo que el problema es que la mayoría no es que sean retro es que se han quedado anticuadas y con un nivel de jugabilidad bastante malo. De todos modos este recinto parece ser que tiene los días contados y no llegará a su 20 aniversario. Los rumores indicaban que este 2016 cerraría para convertirse en un recinto de la NBC para proyecciones deportivas, ahora parece que será en 2017 cuando esto suceda.

No se vayan, queda el último capítulo lleno de anécdotas y cosas divertidas del viaje y que se convertirá en la página central de Expedición Orlando.

-o-



Anteriores capítulos

No hay comentarios:

Publicar un comentario