lunes, 24 de octubre de 2016

The Wizard World of Harry Potter, erección friki continuada #ExpediciónOrlando




Llegamos a uno de los grandes momentos que vivimos en el viaje de la Expedición Orlando. La visita a Universal no estaba completa sin uno de los platos fuertes, así como inversión multimillonaria, que han hecho para la creación de The Wizard World of Harry Potter, el mundo de Harry Potter podría ser, perfectamente, el tercer parque de Universal Orlando pero se decidió que estuviera repartido en dos áreas temáticas una en cada uno de los dos parques existentes.


Hazme un muñeco de nieve... con toda la nieve que hay sobre los tejados

Comenzamos por Hogsmeade al que uno llega hasta la entrada del pueblo al que Harry Potter y todos los alumnos de Hogwarts bajan de vez en cuando. Recreando los sus tejados con nieve, varias tiendas y un restaurante.

Nada más llegar, o de bajarse del Hogwart Express, uno se encuentra con el Dragon Challenge. A priori puede parecer que es únicamente una adaptación del Duelling Dragons... y así es, porque es lo que es, si no fuera porque toda la zona de las colas la han readaptado al universo Potter y está llena de detallitos que hacen que sea un disfrute pasear y andar por allí. La verdad es que nos sentimos bastante como niños pequeños emocionados en todo el recorrido.

Como sabéis existen dos recorridos, dos montañas rusas que actualmente no van compenetradas -por varios problemas de objetos que caían e incidientes- pero la intensidad que tiene Dragon Challenge es bastante extraña. La presión de los pies, la velocidad, cada inversión. No es una de esas montañas rusas que desees repetir muchas veces pero si montar al menos una vez. Vivir la experiencia... Además si quieres repetir, o montar en el otro dragón, no tienes que dar completamente la vuelta si no que hay una zona de re-ride.

El restaurante que se encuentra en esta zona se llama The Three Broomsticks, recreando un lugar reflejado en varios de los libros y de las adaptaciones al cine, y en él la organización funciona de lujo. Primero pasas a la zona de seleccionar y pagar. En una segunda ventanilla vas con el ticket y recoges la bandeja. Entonces pasas a coger el aceite, sal, ketchup, mostaza, etc... y llegas a un lugar donde un trabajador te va a buscar lugar donde sentarte. Creo que ese día casi lloré de felicidad.



Una vez llenos, caminando por el pueblo y andando por él podremos probar nuestras varitas mágicas, comer algo para reponer fuerzas, y hacernos fotos con algunos alumnos de Hogwarts llega la joya de la casa, el momento en el que uno dice "Oh, Dios mío...". Sí, hemos llegado a Hogwarts y Hogwarts no es sólo un edificio que recrea el original, es mucho más. Su interior oculta una atracción sorprendente llamada Harry Potter and the Forbidden Journey.

Una vez dejadas las mochilas en la correspondiente taquilla y ya libres de objetos nos dedicaremos a recorrer Hogwarts. Cuando las colas de una atracción son igual de interesantes que la propia atracción estamos ante algo grande: El invernadero, La sala de los cuadros que hablan, el despacho de Dumbledore, una reunión del trío de protagonistas que aparecen y desaparecen con una capa de invisibilidad (¡Incluso nieva en la sala!), el gorro parlante... y todo eso antes de llegar a la estación de carga.

Allí te subes a un vehículo de cuatro, te pones el arnés y te dejas llevar... casi podemos decirlo literalmente. los pies se elevan, el artilugio se mueve en todas direcciones y vas a recorrer una gran cantidad de lugares de Hogwarts y alrededores de una forma original, sorprendente, entre decorados, pantallas Imax y una tecnología sorprendente que hace que todo encaje. Risas, miedo, sustos y mucha intriga hasta que regresamos. ¿Qué es lo que ha sucedido? Aseguro que nuestras caras eran todo un poema y un WOW, JODER, QUÉ FLIPADA, ME CAGUE EN LA HOSTIA y una serie de calificativos más que sorprendentes que podéis vislumbrar viendo el onride de la atracción.

Esta es la primera versión de la atracción en abrir, como la zona temática de Harry Potter, en 2010. El resto de versiones que abrieron en años después (2014 en Japón y 2016 en Hollywood) son cuasi clones de ésta pero con la diferencia que la película de las pantallas es en 3D. Esta atracción tiene el presupuesto de lo que costó todo PortAventura en su apertura en 1995.

Una vez recuperados de tantas sensaciones intensas y del "Pero, ¿Esto como lo han hecho?" (Aunque yo reconozco que ya lo sabía por haber investigado prevíamente sobre las atracciones, y aquí podéis ver lo que sucede cuando hay un fallo y todo se enciende) nos toca coger el Hogwart Express.



El Hogwart Express es una manera más de inmersión en el mundo de Harry Potter. Es un viaje en tren que comunica Hogsmade con Diagon Alley y viceversa. Cada dirección es diferente y suceden diferentes acontecimientos. Si uno lo coge en Diagon Alley lo hará desde el famoso Andén 3 1/2 donde desapareceremos de la vista (hay un efecto bien chulo) para poder llegar hasta él.





Miedo, tensión, personajes y mucha emoción en el Hogwart Express

Un tren de los de antaño (¡Hola Tren Estrella que en paz estés!) con iluminación tenue y un viaje donde sucederán varias cosas sorprendentes. Una vez nos bajamos hemos llegado a Londres.
¡Hola Londres! Londres en Orlando, como son las cosas

Y una vez una sala a las calles de Londres, atravesando un pasadizo misterioso nos encontramos de repente con Diagon Alley. El callejón es espectacular y lleno de detalles que no pueden hacerte más que poner cara de felicidad. Mi cara de felicidad.

Emocionado y empapado de sudor y humedad. Súper sexy man.

En Diagon Alley está todo más concentrado, juntito, pero es muy cuqui. Uno puedo perderse por dentro de las tiendas donde se encuentran varitas, trajes, cosplays, roledplayed y todo lo que uno se imaginaba alrededor del Universo Potter.

Y ojo, nada en la tierra del mago más popular del Planeta, por encima de David Copperfield, está dejado al azar. El acuerdo de Universal con J.K. Rowling incluía que ella se encargaría de revisar todo. Entre las curiosidades en las zonas de Potter no se puede encontrar Coca-Cola pero si cerveza de mantequilla. No, no lleva alcohol y sabe entre dulce y amargo. Un poco el Azúcar Amargo de Fey.

Ohh, el dragón, se mueveeeee... Bueno, no se mueve pero ni hace falta

En la tienda principal de varitas que hay muchos tipos donde elegir además se puede ver un pequeño espectáculo donde se selecciona a uno de los niños para que la varita le elija a él con un par de trucos de efectos especiales. El niño se lleva la varita mágica de regalo. Lo comprobamos con el que le hicieron el truco, o al menos si no era un truco eso es lo que parecía.

Sorpresa, soy tu pesadilla más inquietante y estoy aquí enfrente

Diagon Alley esconde más allá de lo que se ve en la calle principal. Si uno se va hacia los laterales verá más restaurantes, tiendas y pequeñas joyas. Existe un pasadizo que nos lleva al reverso oscuro, a la zona chunga. Vamos lo que sería Fondo en Barcelona o Pan Bendito en Madrid, lugares que parece que son pocos recomendables para visitar.

Si tienes problemas con los trucos de magia siempre hay un empleado cerca para ayudarte

Si habéis comprado una varita os va a tocar sacar vuestras artes de magia, o de paciencia, para recorreros la Tierra de Harry Potter buscando las zonas donde jugar con vuestra varita (¡Viva los dobles sentidos!) y sabiendo como utilizarla. Hay dos tipos de varitas: las que no tienen interacción y las que sí. Las que no, pues podéis haceros fotos con ellas y juguetear pero ya está. Las que sí vienen con un mapa donde se puede observar las zonas donde existen puntos de magia y "sorprendentemente" se hacen trucos que están basados en sensores. Con pericia se puede conseguir realizarlos sin morir de desesperación en el intento

Saludos a Simba, miembro de la expedición, que aunque le costó al final se convirtió en experta.

Bienvenidos a Gringotts

Pero sin duda la joya de la corona no es el dragón que escupe fuego cada pocos minutos desde la altura de Gringotts. Ese edificio esconde la atracción más espectacular de Universal Studios donde se entremezclan elementos de varios tipos de atracciones. Bienvenidos a Harry Potter and the Escape from Gringotts Como sucede con la atracción principal de Hogwarts, ésta su zona de colas es sin duda una parte importante de la atracción. No sólo pasaremos por la zona de oficinas del banco. Bajaremos a las cajas fuertes, descubriremos pasillos, un ascensor que nos lleve a las catacumbas, y desde allí ascenderemos en una escalera de caracol y entre estalactitas nos meteremos de lleno en la aventura.

¡EMOCIÓN!

Subidos en una especie de carro similar a The Revenge of the Mummy, en realidad podría ser la versión 2.0 de la atracción, nos metemos en la aventura de escapar de Gringotts... pero la cosa se complica cuando aparece Helena Bonham Carter en The Fight Club ¡PERDÓN! Bellatrix Lestrange en la saga del mago y aquello paso de un paseo reconfortante a una mezcla de montaña rusa, simulador, película 4D y una aventura absolutamente fascinante que dejará boquiabierto a los fans de Harry Potter y del mundo de las atracciones.

Como es muy complejo explicarlo, hay una buena aproximación viendo vídeos de la atracción, y aún así no se deja muy claro (ni las sensaciones al montar en ella) pero si la zona de colas que es impresionante, chavalotes. Podéis verlas aquí, el onride de la atracción, acá y el behind the scenes de la atracción pinchando en estas palabras. Para rematar podéis ver que la atracción se inspira en Harry Potter and the Deathly Hallows: Part 1

Dragón echando llamarada. Foto hecha. Paso un nuevo nivel de Instagram.

Uno puede seguir pululando por Diagon Alley haciéndose fotos, o esperando el momento en el que dragón que defiende Gringotts haga un lanzamiento de llamaradas y os deje a todos con la boca abierta. También podéis tomar la cerveza con mantequilla en alguno de los bares mientras los niños, y los frikis, dan vueltas por la zona haciendo hechizos como locos.


Siento deciros que la cerveza con mantequilla no lleva alcohol, aunque es igual de cara

Merece la pena ver las tiendas. La decoración es detallista hasta niveles impresionantes, se encuentran múltiples artilugios y puedes encontrar algunos productos inspirados en la saga.

A Esperanza Gracia le gusta esta foto.

Uno de los lugares más chulos es el Gringotts Money Exchange donde un duendecillo se dedica a interactuar con la gente que entra en el banco mientras estos cambian dinero de verdad por dinero temático de Gringotts que puede ser usado en algunas de las tiendas de la zona.


El duende es tan real que da un poco de miedo

Al salir de nuevo a la zona de Universal Studios comprobamos que en las fachadas de los edificios de Londres hay algún que otro personaje que echa un ojo a los visitantes. Podéis jugar a encontrarle.



Juega a encontrar quien se esconde tras una de las ventanas

No voy a poner una selección de 10 cosas que nos dejó The Wizard World of Harry Potter porque son dos áreas llenas de detalles para fans y no fans de la saga con dos de las atracciones más impresionantes. Sin más, sin menos. Obligado.

Si veis que faltan fotos de muchos lugares, especialmente del interior de la zona de colas, es porque las mochilas hay que dejarlas, como en el resto de atracciones "intensas" de Universal Orlando, en las taquillas e ir libres a montar en ellas. Por eso recomiendo ver los enlaces de los vídeos.

-o-

Próximo (y penúltimo) capítulo: EPCOT, el futuro no es de nadie + (Retro) Disney Quest, vintage para gamers




Anteriores capítulos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada