domingo, 9 de octubre de 2016

Disney's Water Parks, la felicidad en una estación de esquí y tras un tifón (Sí, es que Disney es así) #ExpediciónOrlando


[Día 5]

Tras tantas atracciones, subir, bajar y demás era hora de comenzar a quitarse la ropa, además de para la hora de la ducha y de la piscina, para disfrutar de ese mundo alternativo de Disney que son sus parques acuáticos. Por ahora sólo Walt Disney World es el único resort de Disney que tiene parques acuáticos. Hubo un amago de uno en Disneyland Paris, el proyecto de Lava Lagoon, que nunca se llegó a materializar, y en Walt Disney World su primer parque acuático, River Country, ahora mismo es un parque fantasma que da un tanto de mal rollete.

Nuestro primer día de parques acuáticos nos llevó a Blizzard Beach. Cuando uno llega lo primero que piensa es ¿Qué se fuman los Imagineers de Disney para llegar a hacer un parque acuático inspirado en una estación de esquí? La ironía como base para un parque que recrea perfectamente esa sensación. Al entrar te encuentras con las típicas cabañas que son hoteles en las sierras, esquís, un trineo y hasta villancicos sonando por el hilo musical que no sabes si es maravilloso o te dan ganas de quitarte la vida resbalándote en algún lado.


Por las calles de nuestra Wisteria Line escuchando Caída Libre de Zahara

La primera misión es encontrar una tumbona, previo a dejar todos los objetos personales potencialmente robables en una de las taquillas que se permiten abrir durante todo el día las veces que quieras. Pues llegamos medianamente tarde y las tumbonas estaban todas ocupadas por lo que pasamos a encontrar sillas donde dejar las toallas y los mapas de los parques acuáticos. Un poco sin sentido porque no vas a llevarlos contigo encima.

Situados y pensando "Recordad donde estamos como punto de encuentro" porque un parque acuático tiene más fácil la pérdida, vete tú a saber porque y sobre todo porque si te pierdes ¡No tienes el móvil para poder llamar a los demás!. Comenzaba la diversión, las emociones fuer...

La única foto de mi cámara, bonita, tomada en los parques acuáticos Disney. El resto del tiempo el móvil se pasó metido en una taquilla o en el coche. Las fotos a partir de ahora están cogidas prestadas de otros lugares vía Google.

...el Cross Country Creek, más conocido por los españoles como el río ese donde vas dando la vuelta al parque en un donuts de plástico. Pero oye, 1) lo bien que se iba relajados después de tantos días de emociones fuertes, 2) el recorrido está lleno de efectos de agua como casetas donde hay ruidos extraños y lanzan chorros que caen sobre los visitantes. 

En Blizzard Beach se toman muy en serio eso de la estación de esquí porque muchos de los chorros están helados y sospecho que aposta. Sea como fuere tras dar una vueltecica pensando "Esto es vida" y "Mira que padre más buenorro tres donuts más pa' alante", nos bajamos en una de las salidas, tiene varias que te dejan en diferentes zonas del parque, para ir a hacer un poco de rafting familiar en donuts gigantes en Teambot Springs, que es el más largo del mundo en su estilo. Hasta seis personas en una especie de flotador gigantes que hace rafting y que es tan tan divertido. De los de "¿Volvemos a subir otra vez?".

Todo esto antes era un lugar desértico, hasta que construyeron el parque acuático

Si pensamos en estaciones de esquí, pensamos también en lanzarnos en una competición. Así lo hicimos en Snow Storners lugar donde descubrimos lo sencillo que es encallarse en la salida, como cuando das mal el botón al Mario Kart para acelerar, pues lo mismo. También se descubre lo fácil que es adelantar a los enemi... a tus fieles amigos a los que quieres ganar.

La RE HO STIA

Muchos quería evitar el tema, el decir "Vamos a subir allí" pero antes o después tenía que pasar y nos decidimos a hacer cola para el Summit Planet. Es complicado explicarlo pero es uno de los toboganes más altos del mundo, tiene 36,3 metros de altura, uno puede llegar a caer a una velocidad de 97 km/h y es el tercero de su especie más alto y rápido del mundo. Normal que algunos de los miembros de nuestra expedición no hicieran el amago de subir y el resto estuviéramos nerviosos al hacerlo. Más aún cuando a medida que subes te das cuenta que desde allí puedes ver los elementos más representativos de los parques temáticos de Disney: Expedition Everest de Animal Kingdom, El Spaceship Earth de EPCOT, la Tower of Torrer de Disney's Hollywood Studios y más lejano se encuentra el Castillo de la Cenicienta del Magic Kingdom.

Y una vez visto eso sólo queda lanzarte, y gritar, gritar mucho, berrear y quedarte afónico en la caída. Comprobar que en las fotos que te hacen con cámara tus amigos casi se ríen cuando uno del grupo se tira pero que has sobrevivido y es una experiencia de las que forjan. Nos unió mucho, sobre todo por el dolor de culo y espalda -dependiendo de la persona- que se nos quedó. Y las lentillas perdidas por el interior del ojo.

Bievenidos a Supervivientes, soy Paula Vázquez

En la parte de atrás varios toboganes nos esperaban para lanzarnos. Runoff Rapids me demostró que a veces no miro las cosas y en mi primera vez casi que fue llegar al tobogán y lanzarme a lo bestia, sin colocar el donuts ni nada ¡Pa' que! ¡Pa' habernos matado! La cosa es que decidimos repetir en otros y ya con la lección aprendida y disfrutando como enanos. También mis amigos descubrieron que si hay una zona infantil donde te dicen que no puedes tirarte si mides más de X cms, no puedes. Les costó pero hasta que vieron que había una zona donde el techo se adecuaba a esa altura máxima no cejaron en su intento.

Más agua, una piscina para refrescarse, subidas, bajadas, repetir en algunas de las atracciones, y decidir irnos prontito para seguir aprovechando el día. Una parte se fueron de compras a los Outlets de Orlando, mientras que otra decidimos ir a descubrir EPCOT un rato por la tarde. Gustazo de tener entradas que te permiten saltar de parque en parque sin problema alguno durante 14 días consecutivos.

-o-


[Día 8]

Unos días después llegaría la hora de descubrir Typhoon Lagoon. Si el anterior estaba ambientado en una estación de esquí, este lo hacia en un lugar paradisiaco por el que acaba de pasar un tifón. Sí, me pasé medio día pensando "No es un poco macabro hacer un parque así en un lugar por el que vienen huracanes y esas cosas", pues sí, lo es y cuando os siga contando aún más.

¡Pluto no te tires!

Como siempre las emociones fuerte era los que más nos llamaban la atención así que fuimos... al río rápido de donuts que da la vuelta al parque, aquí llamado Castaway Creek. Llegados a este día la sección "abueletes" -y no el de más edad que era yo- decidieron darse como dos vueltas. El resto con una aguantamos viendo como en los alrededores había barcos destrozados de nombres graciosillos (como Sunny Day o similares. Con dos cojones). Uhhhhh, Disney viviendo al límite.

A toda velocidad... ¿Qué pasaría si uno se cayera sobre el rail? Ains...

Crush'n Guster es una montaña rusa acuática en la cual dependiendo del nº de personas que seas puedes elegir uno u otro de los toboganes. Sea cual sea el caso cuando te sitúas preparado para lanzarte, se hace automáticamente como si fueran unas paseadores automáticos y se recorre parte de subidas y bajadas a toda leche hasta caer en un lago comunitario. Muy divertido.

Storm Sliders, tirarse alegremente por toboganes hasta una piscina pero muy bonito decorado como el resto del parque y un tobogán cerrado, Humunga Kowabunga (¿Os imagináis diciendo "Oye, que vamos al  Humunga Kowabunga" bien a la primera?). Lleno de vegetación con la sensación de estar en medio del paraíso y con un barco, el Miss Lilly, que se encuentra en lo alto de una montaña en el centro del parque. Símbolo del paso del tifón.

Tranquilos, no están muertos, están saludando a los familiares de Dori, Nemo y demás

Pero los dos grandes highlights son los que llegan ahora: Por un lado nos vamos a visitar a pececitos en uno de los recorridos más relajados, entretenidos y casi meditativos del lugar. Se llama Shark Reef y uno tiene que equiparse con un chaleco salvavidas, un tubo y gafas para recorrer un tramo de cinco minutos ¡de agua helada! donde estaremos acompañados por los peces que pululan junto a ti. Nada más salir de allí uno tiene la sensación que se ha metido en un spa y has salido dos horas después.

Luces, cámaras y acción: ¡Venga, gritad y corred como si hubiera un tiburón!


El remate llega en lo que bien podría ser una escena de Lo Imposible en versión light cada 90 segundos en la Surf Pool. Cada ese tiempo suena una especie de sirena, la gente empieza a GRITAR y una ola gigante se avalanza sobre todos nosotros. Esto es así y os aseguro que la sensación cuando te alcanza es que empiezas a dar vueltas dentro del agua... pero engancha y no se pudimos estar como media hora, o más, haciendo eso. Nos llevamos golpes, amigos perdieron gorras, cintas, una mujer apareció ¡con unas gafas de ver en la mano que no eran suyos! En fin, unas risas y un descojone con un punto demasiado morboso chungo, pero divertido.

-o-

10 cosas que nos dejaron los parques acuáticos Disney:

1. Una amplia sección de PQMF
2. Los parkings son gratuitos lo cual es un punto a favor de ahorro
3. El detalle de tematización sigue siendo impresionante
4. El sistema de taquillas y su estructuración
5. El Summit "Me lo he hecho encima" Planet
6. La piscina de olas de Typhoon Lagoon que podría convertirse en la atracción de Lo Imposible
7. El relax de los ríos rápidos alrededor de los parques
8. Que tengan chorritos de agua por todos lados para evitar el calor
9. El rafting de Blizzard Beach
10. Toda la tematización de Typhoon Lagoon

-o-

Próximo capítuloIslands of Adventure, más boca abierta al canto


Anteriores capítulos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada